Grassroots International

Brasil

Las desigualdades que se evidencian en la sociedad brasileña son enormes: un mero 1,6 por ciento de los terratenientes de este país aún controlan el 47 por ciento de las tierras de propiedad privada del país, y el 60 por ciento de la población comparte solo el 15 por ciento de todos los recursos. Junto con las prácticas destructivas de la agricultura industrial y la apropiación de tierras por parte de empresas agrícolas, ha aumentado el control que ejercen las compañías extranjeras sobre los recursos locales. Las consecuencias que implica esta realidad para las comunidades rurales brasileñas, para la biodiversidad y para sus vastos bosques, terrenos y sistemas hídricos son devastadoras.

Sin embargo, los pueblos indígenas, los trabajadores rurales sin tierra y quienes habitan áreas marginales urbanas lideran el movimiento que lucha por contrarrestar estas tendencias y construir una economía que contemple a todos los ciudadanos. Desde 1998, el programa Brasil de Grassroots International se ha centrado en dos cuestiones principales: los derechos a la tierra y al agua, y la defensa de los movimientos sociales que son penalizados. Desde la perspectiva geográfica, el programa se centra principalmente en la meseta central, en el noreste y en las regiones amazónicas (incluidos los estados de Maranhão, Pernambuco, Bahia, Goiás, Sergipe, Piauí y Pará).

Actualmente, Grassroots brinda apoyo a las siguientes organizaciones de Brasil: